Sabías que…? Preguntas y respuestas del 25 al 27 de marzo

Para entretenernos un poco estos días y conocer más de nuestra ciudad y de la historia en general, os estamos proponiendo un juego muy sencillo, vía facebook. Con el fin de que puedan seguirlo las personas que no utilizan esta red social, cada día compartiremos, también aquí la pregunta del día y la respuesta del día anterior.

El funcionamiento del juego es muy sencillo. Os plantearemos diariamente -de lunes a viernes- una pregunta para que pongáis a prueba vuestra capacidad investigadora. Es como un pequeño reto personal, no es necesario que nos envieis la respuesta al Museo solo tendréis que confirmar al día siguiente en nuestra página, si la respuesta que habeis pensado es -o no- acertada.

És un pequeño pasatiempo que os queremos ofrecer estos días en los que, como el Museo está forzosamente cerrado, reforzamos la comunicación a través de la web y de las redes sociales. ¡Os animamos a participar!

PREGUNTA DEL DÍA 25 DE MARZO

Empezamos nuestro «SABÍAS QUE» con una pregunta sencillita que quiere homenajear a este maestro y poeta badalonés que aparece en la fotografía, desaparecido hace exactamente 125 anys.

¿Sabéis de quién se trata?
Como pista compartimos un fragmento de uno de sus versos más populares, que nos traslada a una tierra mágica donde todo funciona a la perfección:
« (…) Els arbres donen vestits ; les muntanyes, perles riques ; els jardins, flors molt boniques ; i les font, vins exquisits »¡Buena busqueda! #museusacasa

RESPUESTA DEL DÍA 25 DE MARZO

La fotografía corresponde a ANTONI BORI I FONTESTÀ (Badalona 1861 a 1912).

Fue escritor y maestro, discípulo de la escuela municipal que dirigía el profesor badalonés Francesc Feliu i Veguer. Publicó artículos sobre pedagogía (sobre todo en El Magisterio Catalán, que había fundado y dirigido él mismo) y también algunos libros relacionados con su tarea educativa. En 1884 se casó con Concepción Llobet Funosas, y ese mismo año ganó una plaza de maestro en Sant Martí de Provençals. En 1892, como maestro representante de este municipio -aunque no agregado en Barcelona- asistió a la asamblea que elaboró ​​las Bases de Manresa.

Com escritor consiguió renombre con la poesía, aunque también fue autor de algunas obras de teatro. El libro que le dio más popularidad fue El trovador catalán, una recopilación de poesías y prosas costumbristas y patrióticas que fue publicada en 1892 y, de la que, el Ayuntamiento de Badalona hizo una edición especial para las escuelas. Precisamente a esta obra correspondía el fragmento que os avanzamos ayer, extraído del poema «La terra de Xauxa» (que os invitamos a leer).

Fué enterrado en el Cementerio Viejo y, justo cuando murió, el Ayuntamiento le puso su nombre a una calle de la ciudad, situado en el barrio del Gorg.

Si queréis saber más sobre la figura de este insigne badalonés, os invitamos a leer su biografía en el artículo «Antoni Bori y Fontestà, un siglo después de su muerte (1861-1912) «, de Gerard Guerra y Ribó Carrer dels Arbres, 4a època núm. 1

PREGUNTA DEL DÍA 26 DE MARZO

Todos sabemos qué es una ánfora y en el Museo de Badalona, ya sabéis que ¡tenemos un montón! Hay pocos objetos que resulten tan representativos del mundo clásico como estos grandes recipientes de cerámica pero, sabíais que ¿no todas las ánforas son iguales?

La que aparece en esta foto, ¿qué debía transportar: ACEITE, SALAZONES O VINO?

#Museusacasa

RESPUESTA DEL DIA 26 DE MARZO

Esta ánfora contenía … ACEITE!

Corresponde a la tipología Dressel 20, que era el modelo de ánfora más utilizado para transportar y comerciar este preciado producto! Concretamente el de la Bética (actual Andalucía), uno de los más apreciados de todo el imperio romano, que se producía en las propiedades agrícolas de las orillas del Guadalquivir y sus afluentes, donde también se hacían las ánforas.

Las ánforas tenían formas diferentes en función del producto que debían transportar. Así las que contenían vino solían ser largas y estrechas, las de salazones eran un poco más anchas y la boca abierta y las de aceite, como la que aparece en la fotografía, podían llegar a ser prácticamente esféricas. Una vez llenas las ánforas se tapaban con un tapón de corcho, madera o, incluso, yeso, y se sellaban con resina o cal para evitar que derramaran. Eso sí, fueran estrechas o esféricas, todas acabábamos con punta, con su característico pivote que permitía apilarlas en las bodegas de los barcos.

De este tipo de ánfora encontramos varios ejemplares en la ciudad romana de Baetulo (Badalona). Llegaban a la ciudad, sobre todo en el siglo I dC, gracias a la navegación de cabotaje, es decir, a través de pequeños barcos que recorrían la costa desde Cádiz hasta Narbona. Un claro ejemplo de este tipo de transporte es el barco hundido en la Cala Culip, en el Cap de Creus, llamado Culip IV, que se recuperó con todas las mercancías que transportaba, tan diversas como terra sigillata sudgálica, ánforas de aceite , vasos de paredes finas o lucernas de Itàlia.

A partir del siglo II dC, sin embargo, el aumento de demanda de este producto hará que muchos barcos abandonen el cabotaje y naveguen directamente desde la Bética (Andalucía) hasta Roma, pasando por el estrecho de Bonifacio (entre Córcega y Cerdeña).

Y es que el aceite, junto con los cereales y el vino, era la base de la dieta mediterránea, pero en la época romana no sólo se utilizaba para cocinar o como condimento. Se utilizaba para casi todo: para encender lámparas, elaborar cosméticos y tintes, como combustible, como ungüento o también para conservar alimentos. Por esta razón, estas ánforas han aparecido todos los territorios que integraron el imperio romà.

És importante recordar que el ánfora es un envase de un solo uso, y cuando llegaba a puerto, difícilmente se reaprovechado. En Roma, la gran cantidad de ánforas que llegaron a la ciudad hizo que se creara una montaña sólo de estos envases, el llamado Monte Testaccio (del latín testa, trozo de cerámica). Esta cantidad de ánforas nos demuestra que había un gran volumen comercial de este producto, pero también nos permite entrever que era necesaria una meticulosa gestión fiscal y logística de los productos que transportaban las ánforas. Por esta razón estos recipientes presentan unos tituli picti y sellos en el cuello y la cresta que identifican al productor, el contenido, la calidad, el fabricante del ánfora, el lugar de origen ya veces incluso el destinatario.

Aquí podéis ver algunas marcas de productor sobre asas de ánforas de aceite, encontradas en excavaciones en la ciudad romana de Baetulo (Badalona).

 

PREGUNTA DEL DÍA 27 DE MARZO

Hoy nuestra propuesta es un poco diferente. Os invitamos a hacer un entretenimiento de los de toda la vida: una sopa de letras! Eso sí, para resolverla deberéis pensar (buscar, investigar …) el nombre de algunas de las tiendas antiguas de Badalona que protagonizaron la exposición «Tiendas de antes» que se pudo ver en el Museo de Badalona, del 19 de abril al 1 de julio de 2018.

En medio de este maremágnum de letras se esconden 10 nombres de comercios, los podéis encontrar? Si no, no hay problema, el lunes mismo os daremos la solución.

Buena búsqueda!

Descargar sopa de letras

RESPUESTA DEL DÍA 27 DE MARZO

Aquí os dejamos la solución de la sopa de letras. Verá que aparecen sólo algunas de las muchas tiendas antiguas que reivindicamos en la muestra «Tiendas de antes», pero os invitamos a descubrir muchas más, revisitando el álbum del Archivo de Imágenes que os adjuntamos y que reúne muchas fotografías que, a buen seguro, os gustarán!

#museusacasa #Museubdnquiz

https://www.flickr.com/…/museudeba…/albums/72157690590533960

2 comentarios
  1. Glòria Bofill
    Glòria Bofill Dice:

    Bon dia,
    dels resultats de les botigues d’abans, crec que molts desconeixíem l’existència d’una que es digués Callejon, tot i que vam trobar aquest nom. Podríeu dir-nos on era i què s’hi venia. Gràcies

    Responder
  2. museudebadalona
    museudebadalona Dice:

    Bon dia Glòria,

    El nom de Callejón correspon a una ferreteria que estava situada al Passeig de la Salut de Badalona. Als anys seixanta encara estava en ple funcionament. Aquest negoci no era potser tan conegut però ens ha agradat poder reivindicar altres botigues de la ciutat que també apareixien a l’exposició. Moltes gràcies per jugar amb nosaltres! Una salutació

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *