Manhattan Escorts NYC Escorts

Un dios para cada día

Un dios para cada día

Desde muy pequeños aprendemos los días de la semana y los meses del año, y nos explican cómo funciona el reloj para que no lleguemos tarde a la escuela. Pero, ¿como lo hacían en la antigüedad?

Nuestros antepasados ​​observaban los movimientos de la luna y del sol, el crecimiento de las plantas y los momentos de lluvias o tormentas y registraban estos datos a los primeros Calendarium.

El calendario que utilizamos actualmente, es uno de los mejores legados que nos ha dejado el mundo romano, y tiene mucho que ver con lo que mandó elaborar Julio César el 46 aC: el conocido calendario juliano. Un calendario muy parecido al nuestro pero con algunas singularidades ¡que seguro que os sorprenderán!

¿Sabíais que este primer calendario romano tenía 10 meses y que comenzaba en marzo, cuando se iniciaba el comercio marítimo y se reanudaban las guerras, que habían quedado suspendidas con la llegada del invierno? ¿Y que los nombres que daba a los días de la semana, inspirados en las divinidades romanas, son prácticamente los mismos que utilizamos nosotros? ¿Y sabéis por qué, por causa de los romanos, hay meses con 30 días, otros con 31 y, incluso uno con 28?

La actividad nos aclarará todas estas dudas y nos explicará, también, un montón de historias mitológicas y los hallazgos científicos que hicieron los romanos y que aún hoy se esconden en nuestro calendario.

Destinatarios

Educación primaria, secundaria obligatoria y postobligatoria, y público general.

Actividad para grupos

Reserva previa.

Duración

1 hora.

Si quieres recibir más información sobre esta actividad, contacta con nosotros y te informaremos.