¡Qué atasco en el decumanus!

¡Qué atasco en el decumanus! Las comunicaciones cuando todos los caminos llevaban a Roma

Las comunicaciones terrestres en época romana jugaban un papel fundamental. Has oído aquello de que «todos los caminos llevan a Roma»? Sabéis porque se dice?

Pues porque el romanos construyeron vías principales y secundarias que unían todas las ciudades del vasto territorio que dominaban, construyendo una inmensa red de comunicación sobre la que se han construido buena parte de los caminos actuales.

En Baetulo, recientemente, hemos descubierto parte del trazado de la Vía Heraclea, que posteriormente reaprovechado August para mejorar las carreteras del imperio, construyendo la célebre Via Augusta.

Dentro de las ciudades romanas la distribución de las calles también era muy importante. Estos seguían una trama ortogonal que servía para planificar las insula o manzanas. Y el trazado de las dos calles principales de esta trama -el cardo y decumanus máximo- era, desde la fundación de la ciudad, un eje clave para su desarrollo. En el punto donde se cruzaban se ubicaba el foro y los extremos de estas calles estaban las puertas de acceso a la ciudad.

Los romanos sabían también que una buena planificación previa favorecía el buen funcionamiento de una ciudad. Por eso cuidaban todos los detalles: calles anchas para circular carros, aceras con pasos peatonales, zonas porticadas … Y, también, por supuesto, una de las infraestructuras más importantes para el saneamiento y salud de una ciudad densamente poblada: las cloacas que conducían las aguas sucias fuera de la ciudad.

Destinatarios

Educación primaria, secundaria obligatoria y postobligatoria, y público general.

Actividad para grupos

Reserva previa.

Duración

1 hora.

Si quieres recibir más información sobre esta actividad, contacta con nosotros y te informaremos.