Manhattan Escorts NYC Escorts

¡Para chuparse los dedos!

¡Para chuparse los dedos!

Que la cena era la comida más importante para los romanos es algo que ya hemos oído contar. Quizás, sin embargo, nadie nos ha hablado de Apicio, el gran gastrónomo que buscaba la receta perfecta para cocinar lenguas de flamenco, el ave exótica que venía del oriente, mientras el pueblo comía pulmentum, una especie de gachas hechas con agua que, sólo en momentos de celebración, contenían leche y alguna fruta seca.

Como ocurre hoy en día, la mesa y la comida diferenciaban a patricios y plebeyos. La variedad y cantidad de alimentos que llenaban las mesas de las domus más ricas sólo podían ser observadas por los esclavos que servían a los invitados. Los banquetes como grandes rituales del lujo, el consumo de grandes cantidades de vino, las comidas muy aderezadas, la vajilla de oro y las copas de cristal … nos hablan de unas élites que controlaban a la población a base de  panem et circenses.

La propuesta que presentamos nos permitirá hacer una viaje a la gastronomía romana, a unas recetas que no conocieron la sal y los orígenes de la dieta mediterránea y conocer de cerca los que podríamos considerar los inventores del fast food.

Destinatarios

Educación primaria, secundaria obligatoria y postobligatoria, y público general.

Actividad para grupos

Reserva previa.

Duración

1 hora.

Si quieres recibir más información sobre esta actividad, contacta con nosotros y te informaremos.