Nuevos mosaicos afloran en el vial de la autopista

La excavación arqueológica que se está llevando a cabo donde se construirá el nuevo vial de la autopista C-31, sigue a buen ritmo. Actualmente los arqueólogos están trabajando en el último sector que quedaba por excavar, entre la avenida de Martí Pujol y el pasaje de la Nova Cançó. Ya el pasado mes de octubre se pudo determinar el límite de la excavación, situado al final de la calle Jacint Verdaguer, coincidiendo con una zona de tierras arenosas fruto de las aportaciones fluviales de la riera de Canyet, actual avenida Martí Pujol.

En estos momentos los trabajos arqueológicos confirman la existencia en esta área de la ciudad romana de varias casas acomodadas, domus, ricamente decoradas con pinturas murales y mosaicos. Prueba de ello es la aparición de un nuevo mosaico con dos delfines encarados en una estancia donde también ha aparecido un mosaico geométrico.

Estos nuevos mosaicos, así como los de otros espacios de la ciudad de Baetulo como los de las casas de los Delfines y de la Hiedra, muestran el esplendor de la ciudad en época de Augusto.