Llévate Badalona a todas partes

El nombre de nuestra ciudad ha ido evolucionando a lo largo del tiempo. La primera denominación que conocemos, Baitolo, aparece escrita en caracteres ibéricos en monedas de la primera mitad del siglo I aC. Los romanos, que fundaron la ciudad, la identificaron como Baetulo, nombre que se documenta en textos y en inscripciones a partir del siglo I dC. Esta palabra irá evolucionando hasta el Bitulona que se encuentra escrito en el acta de consagración de la iglesia de Santa María en 1112, aunque en la documentación medieval y moderna aparecen muchas otras variantes del mismo nombre.

El Museo quiere dar a conocer esta evolución porque es un reflejo de nuestra identidad y de nuestra historia. Por eso os ofrece la posibilidad de llevaros todo los nombres de Badalona en las bolsas de algodón que encontrareis en nuestra tienda.

Estas bolsas se suman a la colección de recuerdos de Badalona que ofrece la tienda del Museo, donde también se pueden adquirir postales, reproducciones de piezas de época romana, camisetas o varios objetos de papelería.